23 d’abril de 2012

Las aventuras de Alex:
La Llegada del Emperador Massimo desde Turín


Después de haber descansado un poco de la primera salida por Barcelona, Enric y Celia me llevan a dar un paseo antes de que llegue nuestro amigo Massimo que viene por el fin de semana para reunirnos nuevamente. Visitamos el Palacio Nacional de Monjuic y el Estadio Olímpico, lugares donde se celebraron la Exposición Universal del 1929 y las famosas Olimpiadas del 92. Realmente es un lugar diseñado y a la altura de la ocasión, con unas vistas impresionantes sobre la ciudad. Pero lo que más llama mi atención es la gran cantidad de turistas que se congregan para disfrutar del juego de música y luces que se realiza en unas fuentes que hay en el lugar. Aunque Enric me comenta que se ve mejor con la oscuridad de la noche poco importa el detalle, estoy cautivado por tanta belleza reunida en un solo lugar... realmente quede atontado con tanta mujer hermosa desplegada en los bellos jardines... opacaba el show... jajajaja.

Después de terminado el desfile de belleza (perdón: el show de agua y luz), nos dirigimos a un moderno mall o centro comercial como le llaman ustedes (disculpen pero en general en Chile utilizamos mucho las palabras en inglés de las cosas: así en el baño Enric tiene champú y yo en Chile shampoo). Bueno, a lo que íbamos: en este mall antiguamente se desarrollaban las corridas de toros. Por ende era una plaza de toros que, sumado a la otra plaza de toros que había visto en la mañana pero convertida en un museo, me daba una ciudad española atípica. España se identifica mundialmente con los toreros y el olé... gran sorpresa me he llevado al saber que aquí se prohibieron las corridas y los circos con animales. Ya van dos cosas extrañas: Barcelona con idioma catalán, mas plazas de toros sin toros... ¡plop!


Con Enric, delante del Palacio Nacional.
"Las Arenas", plaza de toros reconvertida en mall.

¡Ha llegado el emperador Massimo! 

Nuevamente nos vemos los cuatro. Saludos, abrazos e intercambios de camisetas de Vidal: él me trajo la de la Juventus y yo le hice entrega de la camiseta de Chile. Es entretenido recordar las vivencias del barco patagónico. Brindamos con pisco sour... ¡eso hace falta en Europa! ¡pisco chileno! (que quede claro: en general a mí no me gusta el alcohol, solo me gusta su efecto… jajajajaja)


No se ofendan ustedes, pero Vidal es mucho mejor que Alexis... jajaja
Los cuatro juntos otra vez en la medieval Plaza del Rey.

Dormimos unas horas y recorremos nuevamente Barcelona. Massimo no venía en 25 años, lo encuentra cambiado. Recorremos sus calles, sus plazas, sus mercados… Qué manera que tiene esta ciudad de trasmitir diversión y cultura, de reunir a la gente de todas las edades en la calle. Aficiones y espectáculos se suscitan a cada instante en cada callejuela y rincón, vi: mimos, cantar ópera, grupos musicales, bailar sardanas (un baile típico catalán, tampoco bailan sevillanas)… artistas varios... manifestaciones... ¡en fin! para todos los gustos y todos los bolsillos conjugado con esa mezcla de ciudad nueva moderna y aquella antigua gótica con sus estrechas calles desde donde emergen tiendas de ropa, bares y restaurants... Se respira y se siente Barcelona... cautiva...




 
Las famosas "Ramblas" y la Catedral. Diferentes artistas callejeros y la sardana, baile típico catalán


Si de curiosidades se trata, me sorprende la gran cantidad de despedidas de soltero y solteras que se realizan en la ciudad. Podría implantar en Santiago las separaciones y divorcios que ocurren después, que son las mismas últimamente…

El momento más especial, en el paseo marítimo, disfrutando de  un menú mediterráneo: unos pescaditos, pulpitos, mejillones y gambas, para coronar con una gran paella de mariscos. Barcelona también conquista por el estómago.


¿Sabían que la Abeja Maya vivía en Barcelona? (una despedida de soltera).    Cena de amigos.


Por la noche una inusual  lluvia se deja caer pero no nos amedranta, tenemos que celebrar. Se suman otros amigos. Conocí las cañas y una rica comida árabe. Es entretenida la noche… Todos disfrutan de esta particular ciudad. Todos tienen su espacio, su liberación, su felicidad… Barcelona es una fiesta, una fiesta de los amigos que se encuentran nuevamente.

El Emperador Massimo vuelve a Turín. Muy poco estuvimos con él, pero lo importante es que con unas pocas horas nuevamente conquistó nuestra amistad que seguro ha de perdurar, tal como esas paredes de antiguos castillos y calles que adornan esta mágica ciudad... Barcelona.

¡Hasta la próxima!


Sobre les "aventures d'Alex per Europa" s'ha publicat:
__________________________________________________________________________

L'Alex és xilè i viatja per Europa durant tres setmanes. Barcelona, París, Londres, Berlín, Amsterdam i Roma són els seus destins. Temporalment li cedim el bloc per a que ens expliqui les seves aventures aquestes ciutats: què en pensa, què li agrada, què li sorprèn, que troba a faltar... Serà interessant conèixer el punt de vista d'un xilè sobre el nostre continent. -- Enric i Celia
__________________________________________________________________________

3 comentaris :

Anònim ha dit...

Ciao Alex,
sono molto felice di questo tuo viaggio in Europa, e sopratutto per averci rivisto, insieme a Eric e Celia.

Quel sabato trascorso tutti insieme a Barcellona e' stata una giornata indimenticabile, che mi ha riempito di gioia e mi ha reso orgoglioso di avere degli amici come voi. Adesso goditi questi ultimi giorni di vacanza a Barcellona con Eric e Celia, e poi ci rivedremo in Asia per fine anno.

Un abbraccio,
Max

Alex Bravo ha dit...

Emperador Massimo, fue grato verte nuevamente...algun dia conocere Turin .....mientras tanto me conformare con la grandiosa y magnifica Roma ....un abrazo....mientras tanto estoy disfrutando de europa

Anònim ha dit...

Abrazos para los dos.
Alex, ya estoy esperando la próxima aventura!

 
Continguts de Quaderns de bitàcola (Enric Vilagrosa i Celia López) | Tecnologia Blogger | Plantilla original de Wordpress Theme i Free Blogger Templates | Disseny adaptat per Quaderns de bitàcola
cookie law