18 d’abril de 2012

Las aventuras de Alex:
Que tiemble Europa ¡llegué a Barcelona!


Wow, dicen que lo barato cuesta caro pero en esta oportunidad no fue el caso. Compré el boleto más económico para viajar a Barcelona, fue vía TAP: desde Santiago a Sao Paulo, Sao Paulo-Lisboa y finalmente Lisboa-Barcelona. En total 24 horas de travesía y, si le sumamos que no pude dormir y tenemos 5 horas de diferencia, podríamos decir que estaría arrepentido... Pero ¡no fue así!

En la escala de Sao Paulo estuve tres horas, pero allí conocí una maravillosa persona de Zaragoza que pasa todos los inviernos de Europa en Chile, junto a su esposo. Fue como estar con mi abuela, amorosa y cariñosa. Me dio muchos consejos acerca de España y me dejó invitado a hacer la ruta de Toledo, Salamanca y Granada. Ya lo estoy pensando... jajajaja.


TAP y yo, inseparables en las últimas 24 horas


Pero lo más entretenido vino después. En el vuelo hacia Lisboa me tocó compartir asiento con una brasileña hermosísima llamada Alessandra, viajaba a Paris después de dos meses de vacaciones en la tierra de la samba y el fútbol. Jamás habría soñado que una fila de tres asientos quedó solo para nosotros dos... Le comenté que era experto en masajes de relajación en Chile, cosa que en realidad no es cierta (yo trabajo en la parte contable de Telefónica Chile). Fueron 9 horas de sentir su espalda, pies y figura en general... Durmió todo el rato abrazada junto a mí.

Si no hubiese sido por ella quizás me hubiese quedado con la sensación de que, por el solo hecho de ser chileno, me registraron más de lo debido en mi entrada a Portugal. Pero bueno, detalles frente a la enorme sensación de alegría al estar llegando a Barcelona... donde nuevamente un serio guardia civil me obligó a abrir la maleta y registrarla completamente.

Y si hay cosas que me han jugado malas pasadas con la llegada a Barcelona fue con el idioma catalán y justamente con el policía:
- "¿Dónde va?" ...me dijo.
- "A la calle Comandante Urgell" ...respondí.
Me miró extrañado y por poco no me deja pasar....

Lo que sucedió fue que en la indicación de Enric decía "calle Comte", que en realidad corresponde a "conde" en español pero que en mi país es el abreviativo de "comandante"... Vengo esperanzado de que todos hablan español y así no tendré problemas como en los otros países (sé algo de inglés, pero nada de francés, alemán, holandés ni italiano) pero no: los barceloneses son catalanes y no hablan español regularmente, ¡hablan catalán! jajajajaja. Mas encima después de haber pasado lo más difícil del vuelo tomé un aerobús, pero cuando me bajé, en vez de dirigirme había el norte me fui al sur en sentido contrario a la casa de mis anfitriones... Ahí tuvo que ir Enric y Celia al rescate.


                        Con Celia y Enric. Atención a la tortilla española, la tabla de embutidos y el "pa amb tomaquet"

Realmente fue entretenido volver a verlos después de tanto tiempo, seis meses exactamente, y lo mejor de todo es que gracias a ellos pude lograr mi sueño y romper un sin fin de paradigmas. Sus atenciones han sido realmente valorables.

De entrada he comido su famoso pan con tomate y aceite de oliva, he disfrutado del mejor jamón serrano y una variedad de salchichones y quesos increíbles... ¡ya me siento catalán!. Como gran sorpresa culinaria como unos "calçots" con una salsa deliciosa, pero es medio sensual el rito... se echa abajo el forrito y luego cual espada la introduzco por mi cuello...


                    Los famosos calçots y su particular rito                 ¿A alguien le apetecen unos caracoles con concha?


Pero no bastando con ello, me han tapado los ojos para el plato principal y final:
-"Prueba, ¿qué es?" me consultan.
-"Almejas" respondo yo....

Pero justo lo llaman por teléfono. Me tuvo 5 minutos con los ojos cerrados y con un signo de interrogación enorme. Al rato vuelve, me descubre los ojos y... ¡oh! ¡sorpresa!, ¡un centenar de caracoles con su concha! Uuuuuu... no sé si reír o llorar... lo que sí sé es que estoy con dos grandes personas, ahora ya con el estómago lleno.

¡Que tiemble Europa, que he llegado!


Sobre les "aventures d'Alex per Europa" s'ha publicat:
__________________________________________________________________________

L'Alex és xilè i viatja per Europa durant tres setmanes. Barcelona, París, Londres, Berlín, Amsterdam i Roma són els seus destins. Temporalment li cedim el bloc per a que ens expliqui les seves aventures aquestes ciutats: què en pensa, què li agrada, què li sorprèn, que troba a faltar... Serà interessant conèixer el punt de vista d'un xilè sobre el nostre continent. -- Enric i Celia
__________________________________________________________________________

4 comentaris :

Anònim ha dit...

Alex muy divertidas tus historias, que vaya bien por Europa :)
Silvia

Enric i Celia ha dit...

"Comandante" Alex,
un placer tenerte de invitado en Barcelona. Después de tu acogida en Santiago, no podíamos ser menos. Hemos reído mucho estos días que hemos compartido, ya ni te cuento con tus entradas en el blog.

PD: Hablemos ahora de cosas serias: se acabó el pisco, ¿podrás traer más de regreso a Barcelona? ;-)

Lluis ha dit...

Hola Alex,

Yo también me he divertido leyendo lo que cuentas. Y, además, me hace reflexionar: consciente o inconscientemente, todos tenemos tendencia a estereotipar otras culturas y países, a reducirlos a un montón de clichés fáciles. Es por ello que una de las ventajas de viajar con los ojos y la mente abiertos es poder deshacerse de todo ello. Ya has visto, por ejemplo, que aquí tenemos una lengua propia, el catalán, cuya existencia como idioma escrito y de prestigio se remonta a la edad media. Por poner un ejemplo, las primeras obras sobre teología y filosofía publicadas en lengua vernácula -es decir, no en latín, idioma culto de la época, sino en la lengua del pueblo- fueron las que escribió Ramon Llull, un mallorquín extraordinariamente culto que, entre otros varios idiomas, usó el catalán.

Por supuesto, nosotros los europeos también tenemos un montón de estereotipos reduccionistas sobre otros países y culturas, pero, afortunadamente, somos muchos los que no creemos que los latinoamericanos son vagos y maleantes, ni que América Latina se reduce a playas, palmeras, salsa y pobreza. Así que ya sabes: no desaproveches la ocasión para deshacer tópicos, para acercar culturas y reivindicar la riqueza y variedad de tu país.

Suerte en tu rápido y breve periplo por varias ciudades europeas. Espero que puedas aprovechar al máximo el poco tiempo disponible y, sobre todo, que disfrutes de la experiencia. En cualquier caso, recuerda que para conocer un lugar, nada mejor que hallar alguien que te haga de guía y de compañía estimulante. Y si es mujer y atractiva, tanto mejor.

Anònim ha dit...

Luis que interesante leer tu comentario, siempre me dijeron que jamas me fuera a dormir sin antes haber aprendido algo nuevo cada dia, gracias por tus aportes de historia eso me permite aprender y que otros no olviden....realmente me tiene cautivado europa, el estar aca cada dia me hace conocerlos mejor...aqui se respira la historia que me ensenaron en la escuela y miras lo que siempre has visto por television y fotos....pero lo mas importante ....conoces a las personas....y desde ya puedo decir que tu eres una gran persona.
Un abrazo.
Alex

 
Continguts de Quaderns de bitàcola (Enric Vilagrosa i Celia López) | Tecnologia Blogger | Plantilla original de Wordpress Theme i Free Blogger Templates | Disseny adaptat per Quaderns de bitàcola
cookie law