16 d’abril de 2012

Las aventuras de Alex:
Desde el Fin del Mundo a Europa


Quién lo diría, hoy comienza mi viaje a Europa. Ya tengo mi pasaje y mi pasaporte listo. Mientras terminaba de empacar mi maleta recordaba como hace seis meses atrás, después de un breve viaje por las Torres del Paine en la fría patagonia chilena en el fin del mundo, me embarcaba en Puerto Natales en el barco Navimag a recorrer los fiordos y glaciares del sur de Chile. Grande fue mi sorpresa al ver que, de todos los pasajeros, solo cuatro hablábamos español descartando obviamente a la tripulación; de los cuatro una pareja de españoles...
- "Hola... ¿de donde son ustedes?" ...pregunté.
- "Somos de Barcelona, España... Mi nombre es Enric y ella es Celia... Estamos de viaje por Sudamérica y Asia." ...me respondieron.

Luego de cuatro maravillosos días y dadas las características del viaje se gestó una gran amistad con estos aventureros catalanes, un italiano de Turín fanático de la Juventus llamado Massimo, una angelical alemana llamada Katja y la chilena buena para el pisco sour Paola.


Katja, Paola, Celia, yo, Massimo y Enric en la cubierta del Navimag

Cuento corto: después de una breve estadía de Enric y Celia en mi casa en Santiago de Chile, descarté mi viaje de vacaciones que tenía programado a los Estados Unidos (pretendía cruzar por tierra desde Los Angeles a Nueva York) para ir a visitarlos a Barcelona.

Grande fue mi sorpresa al descubrir a través de los relatos y consejos de Enric y Celia, que Europa es accequible a los chilenos desde cómo te puedes transportar y alojar hasta como convivir con ella, sin necesariamente ser un gran futbolista mundial. ¿Y porqué digo esto? Bueno, verán: en Chile se maneja el concepto de que se requiere de mucho dinero para poder visitar Europa. Si a ello le sumamos los dimes y diretes que se manejan en mi país como que a los sudacas allá se les trata mal, que los sudacas solo van a robar o a quitar el trabajo a los europeos, etc. etc. etc... Todo ello hace difícil pensar en cruzar el Atlántico.

Es increíble que a pesar de estar tan globalizados gracias a Internet, desconozcamos el concepto de las “LOW COST” aéreas europeas, viajes por 10 euros son inimaginables en Chile y Sudamérica... Y me entro la locura: ¿por qué solo visitar Barcelona si por esos precios puedo conocer las grandes capitales europeas?


¿Vuelos a 10€? SÍ!!! con http://www.ryanair.es/ , http://www.easyjet.com/ o http://www.vueling.com/ 

Pero en Chile tenemos un gran problema: solo tenemos tres semanas de vacaciones... Bueno, 20 días para visitar Europa... hay que jugar con las variables que se tienen, no queda otra... Barcelona, Paris, Londres, Amsterdam, Berlin, Croacia, Roma, Marrakesh y Barcelona....¡qué gran viaje! ... Qué triste, me perderé de Grecia, Moscú... Mi asesor catalán me explica que solo conoceré los aeropuertos: hay que descartar ciudades... Marrakesh y Croacia lo siento, otra vez será.





Después de seis meses y esperando la llegada de la primavera tras el invierno mas frío de Europa de los últimos tiempos, me voy al viejo continente, a la madre patria. Estoy cumpliendo un sueño... Barcelona, allá voy!!!!!!


Sobre les "aventures d'Alex per Europa" s'ha publicat:
__________________________________________________________________________

L'Alex és xilè i viatja per Europa durant tres setmanes. Barcelona, París, Londres, Berlín, Amsterdam i Roma són els seus destins. Temporalment li cedim el bloc per a que ens expliqui les seves aventures aquestes ciutats: què en pensa, què li agrada, què li sorprèn, que troba a faltar... Serà interessant conèixer el punt de vista d'un xilè sobre el nostre continent. -- Enric i Celia
__________________________________________________________________________

 
Continguts de Quaderns de bitàcola (Enric Vilagrosa i Celia López) | Tecnologia Blogger | Plantilla original de Wordpress Theme i Free Blogger Templates | Disseny adaptat per Quaderns de bitàcola
cookie law